islas-maldivas-kandima
Islas Maldivas

El mejor viaje a las Maldivas19 minutos

Todo comenzó una soleada mañana de marzo, ese día llego la proposición de viajar a las Maldivas. En un primer momento, estuve un poco reticente porque pensaba que costaría un dineral. Como respuesta, algo parecido a un: «Eres más agarra que un chotis, si por ti fuera no saldríamos de Benidorm».  Cosa en la que discrepo, porque me gusta más la aventura que a Indiana Jones, (quizá en esto último he exagerado un poco).

[Con lo anterior, no insinúo que Benidorm no tenga su encanto. ¡Dios me libre! Pero ya sabes que siempre estamos pensando en conocer sitios nuevos, fuera de España. Pero vamos que aquí tenemos playas muy bellas también, ¡eso está claro!]

Pero al final, no sé si fue el día soleado que hizo que el cuerpo me pidiera alegría o que tengo muy interiorizado lo de «antes de juzgar debes de llegar hasta el corazón» (del asunto, en este caso). Así que decidí, darle una oportunidad a la idea.

Organizar el viaje a las Islas Maldivas

Comenzó el temido momento: mirar, comparar y requetemirar. Esta vez no lo negaré, delegué bastante el trabajo en el churri, porque era uno de sus viajes más deseados. Pero eché un ojillo a los comparadores de hoteles y la verdad, que había bastante variedad de precios.

Después del viaje a Santorini, que los hoteles en zonas turísticas eran casi como vender un riñón (de eso os hablaré en otro post), no me parecían unos precios excesivamente caros. De hecho, había un gran abanico de posibilidades, porque depende también de la isla a la que vayas.

Me informé un poco de como era el país insular y donde estaba situado. Para el que no lo sepa, las Islas Maldivas están donde Cristo perdió la chancla, os dejo una foto para que os hagáis una idea. Así que, me enfrentaba al vuelo más largo que jamás había hecho (que dramática soy, a veces).

Posición de las Islas Maldivas en el Globo terráqueo

Reserva del vuelo

Mujer con manos en un teclado

A la hora de reservar los vuelos, siempre intentamos hacerlo con mucha antelación, y este caso no fue una excepción, íbamos a ir en Octubre. Al tener más margen de tiempo, puede darse la ocasión de encontrar una rebajita de las que nos gustan a todos.

Intenté buscar vuelos directos desde Madrid, pero me fue imposible. Así que finalmente, opté por un vuelo directo de Zurich- Malé (capital de las Islas Maldivas) por unos 700 euros con la compañía aérea Edelweiss. Para no hacer escala sola e ir acompañada del churri, que así el viaje también se hace más ameno.

El precio no me resultó excesivamente caro para 9 horas de vuelo. Aunque, antes de reservar lo vimos un poco más barato, pero ya sabéis el ansia de apurar… a veces juega una mala pasada.

Mientras tanto, seguíamos analizando islas y hoteles. El objetivo estaba claro, playa de aguas lo más cristalinas posible y no teníamos pensamiento de visitar varias islas. Al ser la primera vez y no estar muy familiarizados, decidimos quedarnos quietecitos en un sólo sitio.

Reserva del Hotel

Después de comparar, tuvimos al ganador el hotel Kandima Maldives, parecía que cubría todas nuestras expectativas. Una vez lo tuvimos claro, reservamos sin problemas.

Primero reservamos con Booking.com, donde normalmente hacemos las reservas de los hoteles. Y la verdad, que estábamos muy tranquilos, porque teníamos cancelación gratuita hasta la semana de antes de ir.

Pero un mes más tarde, mirando la reserva del traslado, encontramos una oferta mejor. El en portal de Agoda, había una oferta limitada del 28% de descuento.

Así que ni cortos, ni perezosos cancelamos la reserva y cogimos una nueva en  Agoda.com. Para el que no conozca esta página, es una agencia de viajes online especializada en Asia. El precio era el más económico, y nosotros no tuvimos ningún problema con la reserva. De hecho, ya hemos usado alguna que otra vez este portal.

Tras recibir la confirmación del hotel, reservamos el traslado. Obviamente, podéis buscar otras alternativas, quizá os salga más barato. Yo después de la experiencia, volvería a reservarlo a través del hotel, sin pensármelo.  Teníamos dos opciones:

  • Vuelo y lancha: 350 $ por persona (mayores de 12 años) y 290 $ (menores de 11 años). Con el siguiente aviso:

El vuelo tomará alrededor de 25 minutos para llegar a un aeropuerto nacional en el atolón de Dhaalu y seguirá con un viaje en lancha de 15 minutos a Kandima. El tiempo promedio de espera para nuestras transferencias nacionales es de 2 a 3 horas.

  • Hidroavión: 550 $ por (mayores de 12 años) y 350 $ (menores de 11 años).  En este caso el aviso era:

Tenga en cuenta que los traslados en hidroavión solo estarán disponibles para vuelos internacionales durante el día, antes de las 4 pm y el vuelo dura aproximadamente 40 minutos. El tiempo de espera promedio para nuestros traslados en hidroavión es de 2 a 3 horas.

Nosotros cogimos la primera opción, y en total el hotel nos salió la semana por unos 1.230 € por persona. Quizá parezca un precio un poco desorbitado, pero esto incluía: alojamiento con pensión completa,  cargo por servicio 10%, Tasas 12%, impuesto verde 84,02 $ (que es obligatorio en las Islas Maldivas) y el traslado ida y vuelta hotel-aeropuerto.

Cuando terminamos las reservas era agosto, así que nos quedaban unos angustiosos días de espera por delante, hasta comenzar nuestro ansiado viaje.

Vacaciones en Kandima Maldives

Figura decorativa del Hotel Kandima Maldives

¿Cómo llegar al Hotel Kadima Maldives?

¡Por fin llegó el esperado día! El vuelo salía por la tarde, así que aprovechamos la mañana para ultimar los preparativos y las compras en Zúrich. No sé, como lo hago, pero por mucho que me organice siempre hay algo que se escapa de las manos. ¿Soy la única?

Llegamos al aeropuerto sobre las 4 de la tarde. El vuelo salía a las 6:45 y nos esperaban 9 horas y 35 minutos por delante.

Como siempre, mis viajes no son viajes si no me pasa algo raro. Este, no podía ser una excepción, y el drama comenzó cuando hicimos la facturación. Cuando nos mandaron el email de confirmación, vimos que nos había adjudicado dos asientos distintos a los que habíamos reservado y cada uno en una punta del avión.

Al llegar al aeropuerto el día del vuelo, el chico del mostrador, nos dijo que el sistema que usaba la compañía Edelweiss para asignar los asientos iba un poco a lo suyo. Intentó buscarnos asientos juntos, pero el avión estaba lleno, así que poco pudo hacer.

Con la angustia de pasar el vuelo más aburrida que un pescador en una escupidera, tomamos rumbo hacia la puerta de embarque. Como buenos españoles, cuando embarcamos hicimos acopio de nuestra querida picaresca y nos sentamos en los asientos que teníamos reservados. Somos chicos previsores y llevábamos impreso el resguardo de los asientos reservados, por si pasaba algo.

A pesar de nuestros rezos, se desató el caos con los asientos, y una azafata vino a ver lo que pasaba. Al haber pagado la reserva de los asientos, dieron prioridad a estos, que a los que nos habían adjudicado. Pero no sé si la pareja que iba en nuestros asientos voló junta o tuvieron que separarse durante el vuelo.

La verdad, que nunca he hecho un viaje tan largo en avión, me estoy empezando a aventurar ahora con las visitas a otros continentes. Al principio, estaba muy emocionada, porque era la primera vez que tenía pantalla con películas para entretenerme en esas interminables horas de vuelo.  Pero no te engañaré, no es lo más cómodo del mundo, así que cuando llegué a las 7: 20 de la mañana (8:20 en el horario isleño) a Malé, sin haber pegado ojo, estaba reventadita.

Pero, recordemos que aún nos quedaban otras dos o tres horas para el traslado al hotel. Llámame quejica si quieres, pero creo que fueron las horas más largas y lentas de mi vida. ¡No quiero imaginar, lo que habría sido el vuelo con escalas! Así que, si vuestro vuelo es encima con escalas, mi consejo es que reservéis un día o dos de hotel en Malé, descanséis, conozcáis la capital (he leído que es muy recomendable) y después pongáis rumbo a otra isla paradisíaca.

En defensa del Hotel diré, que está todo muy bien organizado, un chico nos vino a recoger y esperamos hasta el vuelo siguiente en el que venía más gente para completar el grupo. Nos acompañó hasta otra zona del aeropuerto, donde realizó todos los check-in y después esperamos una hora hasta que pudimos entrar en la sala de embarque. Después de esperar dentro otra hora, embarcamos de nuevo rumbo a nuestra isla.

Me llamó la atención, que los aviones de las Maldivas son como autobuses con alas. Me explico, antes de llegar a Dhaalu Atoll, la isla en la que cogeríamos la lancha, hicimos una parada en otra isla donde bajaron unos pasajeros y subieron otros. Creo que es la primera vez que lo veo.

Después de esa pequeña escala en otra isla, llegamos a Dhaalu Atoll. Un autobús nos llevó hasta el embarcadero, no fueron más de 10 minutos. Y subimos a la lancha, rumbo al paraíso.

¿Cómo es la estancia en Kandima Maldives y qué instalaciones tiene?

Después de unos 20 minutos en lancha, por fin llegamos al Hotel. Con el recibimiento tan cool que nos dieron, la verdad que se me quitaron todos los males. Nos dejaron ir a comer al restaurante, porque cerraba una hora más tarde y luego hicimos el check in.

Después de comer (luego os hablo un poco más de la comida), nos informaron de las instalaciones, los horarios de la comida y las posibilidades de ocio. Y nos dieron libertad, para disfrutar de la isla.

La isla es sólo el hotel, y la verdad que es bastante grande, de hecho, hay autobuses gratuitos para recorrerla. Alojamientos disponibles en el Hotel Kandima Maldives.

Tiene varios tipos de alojamientos, las típicas casetas en el mar, casas individuales con playa privada y luego también tipo piso en las que había 4 pisos por bloque. Dicho así esto último parece Madrid, pero es más paradisíaco de lo que suena.

El hotel cuenta con dos restaurantes bufet libre, que son los que vienen incluidos en la pensión completa. Pero, además, dispone en total de 10 bares-restaurantes en los que puedes desde cenar, tomar un café o disfrutar de un riquísimo cóctel en la de la piscina. ¡Será por opciones!

Otras zonas de ocio son:

  • Zonas deportivas: el gimnasio está abierto todo el día, yo sólo fui para verlo. Le pongo empeño, pero aún me estoy iniciando en el mundo del fitness, pero igual a ti te interesa.

También ofrecían clases de Yoga aéreo y Pilates. Además, tienes a tu disposición canchas de tenis, bádminton, vóley playa y un campo de fútbol. Sin olvidar las piscinas, que nadar también es hacer deporte ;).

  • Zona infantil: abierto diariamente de 8 a 20 horas. Los peques de la casa también tienen derecho a disfrutar y a hacer amigos, ¿no?

Cada día tenían actividades organizadas que podías ver en la televisión del hotel y en la documentación que te daba el primer día. Yo no iba por vergüenza, pero me parecían súper chulas muchas de ellas.

  • Zona de actividades acuáticas: obviamente las actividades acuáticas son su fuerte y como todo, siempre puedes consultar los precios desde la televisión de tu habitación, la app o preguntando a recepción.

Dentro de las actividades puedes hacer: snorkel en una plataforma que tienen disponible, buceo, surf, windsurfing, kayak, sky acuático, surf de vela, paravelismo…

  • Spa: abierto diariamente de 10 a 22 horas. Puedes descargarte el menú de masajes y ver los precios. Aunque allí te dan la información que necesites, tu por eso no te preocupes.

Si no recuerdo mal (yo no fui a ninguno), creo que tienes la opción de darte el masaje al lado de la playa, para que el sonido del mar también de ayude a relajarte. (Esta gente, lo tiene todo pensado.)

  • Art Studio: todos los días de 10 a 18 horas. Es una sala para pintar. Pintar no es lo mío, pero igual a ti te gusta dar rienda suelta a la creatividad.

La verdad que las vistas del sitio son espectaculares, frente a un lago, así que tienes una buena ayuda para inspirarte.

  • Tiendas: hay dos tiendas en las que encontraras tanto espectaculares souvenirs, (aún sigo enamorada de dos figuritas de Dory y Nemo que había en una de las tiendas), como productos que puedas necesitar: pasta de dientes, protectores solares, antimosquitos…

 Los precios están bien la verdad, me lo esperaba mucho más caro.

  • Clínica Médica: disponen de una clínica, que además tiene equipo tecnológico, por si fuera necesario. Es bueno ser precavido, imagino que es la mejor opción en caso de que ocurra algo grave.

Te dejo un mapa de la isla para que te hagas una clara idea de como es todo.

Mapa del Hotel Kandima Maldives

¿Qué opciones gastronómicas hay?

Respecto a la comida en Kandima Maldives,  la verdad que las opciones son muchas como te has podido imaginar. Los bufets (Azure y Flavour or Zest), que son las opciones que ofrecen el todo incluido tiene comida variada. Ofrecen mucha comida asiática, pero también hay opciones más europeas, así que sin comer no te vas a quedar.

En los bufets hay mucha variedad de comida y, además, hay cocineros que hacen comida en el momento como: pasta, algunas carnes a la plancha o pescado. Así que no te extrañe que te vayas con unos kilitos de más… ¡Ah! y dispone también de buffet infantil, tiene menos variedad, pero obviamente los peques pueden coger del buffet normal, que seguro que les gusta algo.

Los demás restaurantes (Smoked, Sea Dragon), tienen una pinta estupenda. El primero está más enfocado a la carne y el segundo al pescado fresco …

Nosotros nos quedamos con las ganas de ir al Smoked, pero quieres hacer tantas cosas y este tipo de restaurante tiene horarios más limitados que al final por h o por b, no fuimos. De hecho, el restaurante Sea Dragon, no abría todos los días. No lo descartamos en el próximo viaje ;).

Los horarios de la apertura del restaurante, no sé si son siempre así, o cambian cuando empieza la temporada alta en las Maldivas que es desde noviembre a abril.

Las cafeterías (Aroma, Deli) son una monada, y las tartas y dulces enamoran con sólo mirarlos. Nosotros fuimos al Aroma una o dos veces y tenía helados muy buenos. Así que son opciones más que recomendables para tomar algo entre horas. Pero también debes fijarte en los horarios, más de una tarde quisimos volver y ya estaba cerrado.

También tienes a tu disposición bares de piscina (Beach Club y Brezze Pool Bar), que son espectaculares. En el Beach Club preparan unos cócteles geniales y tienen unas tumbonas-camas para relajarte cuando sales de la playa. Yo entre la música estilo chill out cool, el sonido del mar y el coctel caí redonda, creo que la recordaré siempre como la mejor siesta de mi vida.

Parece interesante ¿pero no me aburriré estando tantos días en una isla paradisíaca?

Bueno, antes de ir, leí bastantes opiniones del hotel. Ya sabes el ansia del esperado día X. Recuerdo una en particular, que decía que no recomendaba más de una semana de estancia porque te sentirías como un náufrago. Yo en cambio os digo, que me hubiera quedado a vivir allí.

A pesar de que madrugábamos, siempre hacíamos un montón de cosas en el día y otras tantas que las dejábamos para el día siguiente, porque a las 5 de la tarde ya es de noche y a hacer snorkel no te vas a ir…

Pero vamos, que aburrirte, no creo que te aburras. Puedes alquilar bicis para dar una vuelta por la isla, irte a la piscina, disfrutar de un baño en esas cristalinas aguas, será por opciones…

Así que, si se te ha despertado el gusanillo y piensas en las Maldivas como tu próximo destino de viaje, a continuación, te dejo unos consejos que creo que pueden serte muy útiles.

¿Cuánto cuesta ir a Kandima Maldives?

Consejos e información antes de tu viaje.

Mi experiencia se reduce a Kandima Maldives, pero creo que estos consejos pueden serte útiles en cualquier lugar de las Maldivas.

  • Visado: sí como lees, es necesario hacerse visado para ir a las Maldivas. Ya sé tú respuesta, vaya rollo, ir a la embajada para perder toda la mañana para recoger el papelito…

Pero… NO ¡Estamos de suerte! No necesitas ir a ningún sitio para hacerte el visado, durante el vuelo te darán el papel para que lo rellenes y lo entregues a la llegada del aeropuerto en aduanas.

Si por facilidades no será y tranquilo que tendrás tiempo de sobra durante el vuelo. Eso sí, no te olvides del pasaporte, que a veces somos un poco cabecitas locas.

  • Antimosquitos: estaremos rodeados de mar y ya sabemos lo que eso conlleva, mosquitos a punta pala. No está demás hacerse con un buen antimosquitos.  Yo compré las pulseras Parakito, tengo entendido que funcionan muy bien.

Pero vamos, en Kandima podéis estar tranquilos, la isla está escoltada por murciélagos que los mantienen a raya. Y, por si fuera poco, la habitación la teníamos custodiada todas las noches, cual portero de discoteca, por lagartijas. Protección al máximo, así que mosquitos no vimos muchos.

  • Snorkel: dentro de las actividades acuáticas, creo que ir a ver pececillos debería ser casi obligatorio. (También me vale el submarinismo).

La mejor opción a la hora de hacer snorkel, en el caso de Kandimas creo que es la de la plataforma de pago, por algo la ponen. El precio era bastante asequible unos 25-30 $ para una hora.

Pero si te has quedado con ganas de más siempre puedes lanzarte a la aventura tu sólo, es lo que tiene estar rodeado de agua cristalina. Si vas a Kandima Maldives te recomiendo que lo hagas en la playa que está cerca del restaurante Sea Dragon, en esa parte de la isla el mar está más en calma y la vista es espectacular.

Te recomiendo que veas también, el vídeo instructivo que ponen en el hotel sobre que se puede y no se puede hacer. Pero a groso modo, el mensaje es: haz snorkel, pero cuidado con la fauna marina. Siento ponerme un poco señorita Rottenmeier, pero hay veces que no cuidamos las cosas.

Por cierto, como todo, puedes alquilar cualquier tipo de material para hacer actividades acuáticas, el snorkel no es una excepción.

  • Ropa: a la hora de hacer la maleta tuve otro dilema, y no encontré mucha información, la verdad.

Mi recomendación es que lleves: bikini o bañador (obviamente), ropa ligera (mejor si es de algodón para estar más fresquito) y si eres de los de por si acaso como mucho una prenda un poco más abrigada por si refresca.

Te habla una de las personas más frioleras del mundo para asegurarte, que, aunque sea de noche, el aire es siempre caliente así que frío no vas a pasar. Eso sí, llévate una chaqueta siempre, porque con los aires acondicionados nunca se sabe.

Respecto a los zapatos, yo no me lleve nada de tacones. Queda muy glamuroso para la foto, pero ten en cuenta que vives rodeada de arena de playa, incluso algunos restaurantes tienen el suelo de arena, así que chanclas, sandalias y cosas cómodas.

Bueno dicho esto, te aclararé que en las Maldivas el clima siempre es bueno, calor tanto fuera como dentro del agua (28 graditos rodaba el agua del mar).  Por eso suele ser una buena opción viajar en cualquier época del año.

Pero eso sí ojo con las tormentas, cuando llueve lo hace como si no hubiera un mañana, si quieres llevar paraguas o chubasquero no seré yo quien te lo impida. Se supone que la temporada baja (de mayo a octubre) es cuando más tormentas hay, pero el clima ya sabes que va un poco a lo suyo…

  • Adaptador de corriente: leí por ahí que era recomendable llevar adaptadores de corriente para enchufes europeos. En nuestro caso no tuvimos problema, el hotel te los facilitaba. Pero si eres de los que prefiere prevenir que curar, puedes echar uno en la maleta. Tampoco ocupa tanto. Yo estuve mirando un adaptador que me pareció muy práctico, te lo dejo para que eches un ojo.

La verdad que yo quedé encantada tanto por la atención del hotel, que en cuanto pedías cualquier cosa te lo llevaban a la habitación. Como por la isla en general, así que por mi parte está super recomendado el Hotel Kandima Maldives.  De hecho, espero volver algún día.

¿Tú has estado en las Maldivas? ¿Recomiendas tu isla y volverías a ir a esa? o ¿prefieres visitar otro tipo de destinos antes que ir a las Islas Maldivas?


Seguro de viaje

Contrata tu seguro de viaje con IATI Seguros


Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Marina Rey Ciudad .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.